¿Qué es un telar?

Los telares son objetos que tienen mucha tradición no sólo en nuestra cultura, sino que en otras también fueron muy populares en la antigüedad. Además, pueden elaborar diversos tipos de productos, por lo que dependiendo de éstos, los telares pueden ser muy simples o muy complejos.
Como ya decíamos, desde hace miles de años que se ha utilizado este mecanismo para hacer diferente tipo de telas y si bien la tecnología ha avanzado en todos los ámbitos de la vida cotidiana, las estrategias básicas y las técnicas y prácticas siguen siendo las mismas. Tal vez realizando una descripción de las partes de un telar pueda contribuir a aprender a ocuparlo o simplemente para aprender un poco más de cómo funciona el tejido. Por eso, no dejes de leer las siguientes líneas.

  • El tambor de urdimbre: Esta parte es muy fundamental, ya que sostiene los hilos de la urdimbre o verticales en el telar. Dependiendo de éste, esto puede ser una tambor simple o una disposición más compleja que permite un envolvimiento más sencillo del telar.

  • El peine: Este elemento está fabricado de acero, acrílico, madera, entre otros y está unido al eje del telar. Los hilos de la urdimbre pasan a través de él, separándolos para permitir que los hilos de la trampa pasen entre el peine con facilidad.

  • El liso: En cuanto más lisos disponga un telar, más son las probabilidades de diseño que tendrás. La gran mayoría de los telares más grandes son telares de cuatro lisos y los de mesa por lo común tiene sólo uno. Sin embargo, hay que tener en consideración, que incluso hay telares que tienen hasta 16 o 24 lisos.

  • La lanzadera: La lanzadera es una bobina que tiene los hilos de la trama. Ésta se suele pasar hacia atrás y hacia adelante para crear la trama de la tela.

En Telares Menke somos especialistas en cada una de las partes que componen un telar. Además de fabricar telares  realizamos clases para diferentes tipos de telares, tenemos cardadoras, ruecas y diferentes accesorios para que puedas cumplir con tu tejido de la manera más adecuada posible.
El tejido es un arte y como tal, hay que cumplirlo a cabalidad. Sólo con nuestra ayuda podrás determinar la calidad de un buen tejido. Compruébalo.

 

Aprendiendo a utilizar una rueca para hilar

Aprendiendo a utilizar una rueca para hilar

rueca_hilarEl oficio del tratado de la lana es uno de los más antiguos, su origen se remonta a civilizaciones prehistóricas en donde se descubrió que el pelaje de los animales, oveja principalmente, servía para proteger a las personas del frío.

En el tratamiento que se le da a las fibras, desde su extracción hasta la confección de las prendas se basa en varios procesos entre los que se destaca el uso de la rueca de hilar.

La función de la rueca de hilar consiste básicamente en unificar las fibras para lograr hilos resistentes y uniformes, listos para ser utilizados en la confección de prendas. Antes de que se inventara la rueca para hilar, en el siglo XIV, las personas usaban sólo sus manos para fundir las fibras y dar paso al hilo definitivo.

El proceso en sí es algo que ocurre muy rápido por lo cual cuesta identificarlo al ojo humano. Este consiste en que que las fibras giran con rapidez y se van uniendo unas con otras para terminar unificadas como una sola fibra de resistencia y calidad ideal para la confección.

Conoce el proceso

  1. Se inicia con el proceso de cardado para dejar la fibra en un estado ideal para ser hilada. Debe ubicar la lana sobre el cardado, distribuirla de manera uniforme cubriendo todos los dientes y cepillar hasta tener la uniformidad necesaria.
  2.  Para iniciar el hilado se debe amarrar un lazo de lana en  el centro de la bobina o del eje de la rueca, este será el hilo líder para comenzar a hilar la fibra.
  3. Luego este hilo se pasa por la boquilla y se define la densidad del hilado.
  4. Se debe dar forma a la fibra antes de iniciar, estirarla y separar por porciones de ser necesario.
  5. Luego se une la fibra a trabajar con el hilo líder y se inicia el movimiento del pié sobre el pedal.

Esta acción se puede realiza en distintas velocidades y es un trabajo coordinado entre la acción de movimiento que realiza la máquina, el balanceo sobre el pedal y el trabajo de unificación de la fibra con las manos.

Si bien este procedimiento es una rutina legendaria del tratado de la lana, el proceso es bastante sencillo y las nuevas generaciones, interesadas en elaborar prendas completamente originales y artesanales. En esta tarea, conocer los procesos de cardado e hilado permite elaborar sus propias creaciones, tiñendo la fibra y cardando diversas tonalidades para dar paso a un hilo particular.

Importancia de la cardadora en el procesamiento de lana

Importancia de la cardadora en el procesamiento de lana

cardadorasIndependiente de que el proceso sea con uso de químicos o ecológico, el tratamiento que requiere la lana desde que es esquilado el animal hasta que se transforma en una prenda es algo muy complejo y requiere de pasos específicos.

La primera parte de este proceso consiste en ordenar, separar y limpiar las fibras. Debido a que cada vellón proviene de partes distintas del animal, la longitud, color y textura de éste varía, por lo tanto es necesario separarlos para un tratamiento especial y determinar la calidad de cada fibra.

Por razones lógicas, una vez separada por tipos, la lana requiere de un proceso de limpieza. Este permite quitar el sebo impregnado en ellas, que se compone de lanolina, un ingrediente que se usa en la fabricación de otros productos ligados a la belleza y el cuidado de la piel. Para quitar eso y la suciedad se utilizan jabones y detergentes especiales, que no dañen las fibras ni reduzcan su calidad.

Tras la limpieza, la lana se desenreda y estira para pasar al proceso de cardado. En este las fibras terminan de deshacerse de lo que no sirve. Las cardadoras, provistas de dos cilindros con alambres que se encuentran uno al lado del otro, lo que hacen es uniformar la fibra y crear un manto delgado, listo para hilar.

En el proceso de cardado, si se han teñido las fibras, es posible jugar con la amplia gama de colores. Quienes trabajan artesanalmente pueden mezclar diversos tonos para dar con lanas multicolor y crear prendas originales con efecto de degradé.

Ya para el proceso de hilado, las fibras se acoplan firmemente hasta conseguir la lana del grosor que se desea trabajar. Este proceso permite crear hilos firmes y resistentes en una hebra continua, es fundamental para determinar la calidad de los hilos ya que este proceso influye directamente en la apariencia y textura que tendrá el tejido.

 

¿Cómo es el proceso de tejido con telares?

¿Cómo es el proceso de tejido con telares?

c

El telar se define como una máquina utilizada para fabricar tejidos mediante el uso de hilo u otras fibras que, entrelazadas en sí, dan como resultado un trabajo más o menos delicado dependiendo de las fibras utilizadas en su confección.

El proceso de fabricación de telas en telares difiere de otras técnicas (como el tejido a mano con palillos o el crochet) debido a que ésta entrelaza los hilos dispuestos en ángulo recto.

En esta técnica, considerada centenaria,  los hilos longitudinales se llaman urdimbre, y los hilos transversales se denominan trama. Una explicación básica del proceso sería indicar que los hilos de la urdimbre pasan alternadamente por encima y debajo de los hilos de la trama.

Las materias primas utilizadas para tejer en este tipo de elementos es muy variada. Se puede tratar de fibras animales como la lana, el mohaier, pelo de camello, de conejo, de alpaca y la seda, así como también pueden ser fibras de vegetales, como el algodón, y de madera o follaje, como el lino, cáñamo, yute y ramio. A estas se suman las fibras sintéticas.

Proceso en un telar manual o mecánico

Para preparar el telar lo primero es posicionar las fibras de la urdimbre y tensarlas, éstas deben formar una superficie de hilos paralelos, muy cerca el uno del otro.

Luego, se hace una primera separación levantando varios hilos de la urdimbre para colocar correctamente el hilo de la trama. Si se habla de un tejido simple, en donde el hilo se va alternando por arriba y por abajo, entonces se va levantando un hilo y otro no, otro sí y otro no, y así sucesivamente.

Al llevar a cabo este proceso, va quedando un espacio entre los hilos levantados y los acostados, en ese hueco, posteriormente, un dispositivo denominado lanzadera va pasando el hilo de la trama.  Luego, un batiente aprieta el hilo de la trama contra el de la trama anterior y de esta manera se va formando un tejido compacto.

Conociendo las ruecas para hilar

Conociendo las ruecas para hilar

La modernidad llega no sólo en aparatos electrónicos sino también a renovar las labores artesanales. La rueca para hilar es un instrumento especialmente diseñado para hacer esta acción, a mano, durante el tratamiento a las fibras de uso textil y se puede encontrar con adaptaciones que llegan para mejorar su uso y diversificarlo.

Ejemplo de ello es la Rueca Eléctrica de Sobremesa comercializada por Telares Menke, este instrumento en particular está construido en una base de madera terciada con apoyos en madera de coigüe, el largo de la bobina es de 20 centímetros y tiene capacidad para procesar distintos tipos de hilado, en cantidades de hasta 400 gramos.

Esta rueca cuenta con un motor eléctrico con velocidad regulable que además de girar en ambos sentidos para hilar y torcer permite tener un completo control sobre el tipo de hilado que se realiza, es ideal tanto para quienes tienen experiencia en la materia como para aquellas personas que se inician en esta actividad.

Otra opción es la Rueca con pedales, ésta se fabrica en madera de coigüe seco y funciona con dos pedales, la rueca permite dos velocidades y cuenta con dos bobinas, la polea de goma es fácil de instalar ya que cuenta con un acceso directo y tiene una capacidad para procesar 400 gms de hilo.

Equipos como estos son de fabricación completamente artesanal y son ideales para un trabajo acabado de la lana en cualquier negocio de textil permitiendo la fabricación de materia prima de calidad. La amplia gama de equipos artesanales permiten desde el tratamiento de cardado que se le da a la lana hasta los mismos telares que son donde se puede echar a volar la imaginación y se puede sacar a relucir todo el talento para la creación textil.